Empieza Tu
Compra-Venta
logo-etcv
Empieza Tu
Compra-Venta

⚖️¿Porque las lágrimas de Dios son de oro?💰

8 razones filosóficas por las cuales poseer oro y plata auténticos no es una Inversión, sino una Protección según el gran ROBERT KIYOSAKI

¡¡Yo te Pregunto!!

¿Cuáles son tus razones?

Robert Kiyosaki en su libro FAKE nos muestra muchas razones por las que poseer ORO y PLATA en tu porfolio de ahorro es sumamente importante. Tal como Robert Kiyosaky te digo yo también

NO dije “INVIERTO” NI “INTERCAMBIO” estoy diciendo que poseo ORO y PLATA auténticos

Razón #1: CONFIANZA

No confío en el dinero falso y tampoco confió en mi porque sé que no lo sé todo. Sé que NO tengo todas las respuestas. No puedo predecir al futuro, sólo consiste en que debo prepararme para recibirlo.

No confío en los miembros de las élites que dirigen nuestros gobiernos, bancos o Wall Street.

No confió en nadie que IMPRIMA DINERO FALSO

ORO y PLATA son Auténticos. CONFÍO en el DINERO REAL DE DIOS.

El oro y la plata auténticos han estado aquí desde que se formó la tierra, desde mucho antes de que existieran las cucarachas y estarán aquí hasta mucho después de que se hayan ido.

El número ATÓMICO del Oro es 79 y el de la PLATA es 47. En el dinero de Dios confío.

Razón #2: EL ORO Y LA PLATA NO SON INVERSIONES

Yo no poseo oro y plata para generar dinero. El oro y la plata son un seguro, una COBERTURA para protegerme de la estupidez de las élites y de mi propia estupidez.

Como muchos yo tengo un seguro para mi automóvil, pues justamente el oro y la plata tienen propósitos similares.

Steven Brill nos dice:

(Los miembros de las elites) lograron consolidar sus ganancias, aprovechar las fuerzas que habrían podido restringirlos y ser más inteligentes que ellos, y luego destruyeron el puente para que NADIE MÁS PUDIERA SER PARTÍCIPE DE ESE ÉXITO o contender su supremacía.

El oro y la plata son una codicia, la corrupción, la ignorancia y la incompetencia de los miembros de las élites que se han transformado en déspotas.

Razón #3: EL ORO Y LA PLATA NO IMPLICAN RIESGO

El precio del oro y la plata aumentará y disminuirá porque el valor de nuestro dinero falso también lo hace.

Antes de 1971 los precios de estos metales se mantenían relativamente estables, pero hoy en día, cada vez que suben o bajan, yo compro más porque quiero tener dinero de Dios.

Cuando una persona invierte en acciones o bienes raíces, espera recibir un retorno sobre la inversión —ROI, por sus siglas en inglés— porque está corriendo un riesgo.

Cuando una persona ahorra dinero en un banco, espera recibir una tasa de interés porque ahorrar dinero en  un  banco  es extremadamente riesgoso, en especial si las élites siguen imprimiendo dinero.

Cuando compro una moneda de oro o de plata, no espero retornos sobre la inversión porque no estoy corriendo ningún riesgo. El oro y la plata son el dinero de Dios. Siempre recuerda que el precio del oro y la plata aumentará y disminuirá porque el valor de nuestro dinero falso también lo hace.

Cuando compro oro o plata auténticos, los compro para siempre, nunca tengo el plan de venderlos. Así como Warren Buffett se aferra a sus acciones por siempre, yo seguiré comprando estos metales toda la vida.

Ya sé que algunos de los lectores de este libro dirán: “Pero quiero gastar mi dinero” o “necesito dinero”. Por eso la mayoría de la gente es pobre, porque le encanta gastar. A mí también me agrada gastar, adoro los automóviles elegantes, la ropa, las casas y la comida, pero ni siquiera cuando regresé de Vietnam y no tenía dinero ni empleo, vendí mi oro o mi plata.

LOS BANCOS NO SON SEGUROS Voy a repetirte esto: los bancos no son seguros, son riesgosos. Yo uso los bancos para almacenar dinero en efectivo a corto plazo, que es mi capital de operaciones. Tampoco guardo mi oro y mi plata auténticos en bancos, ni mi riqueza a largo plazo. Los bancos, sencillamente, son demasiado riesgosos. En cualquier momento podrían cerrarlos con tu oro, tu dinero y tu plata dentro.

CÓMO REDUCIR EL RIESGO

Para reducir el riesgo aún más, yo resguardo mi oro y mi plata en distintos países donde hay seguridad, donde es legal hacerlo, y que están muy, muy lejos. Guardo el oro y la plata en cajas de seguridad en el interior de bóvedas privadas, nunca en bóvedas bancarias. Esto es para asegurarme de que no sentiré la tentación de echarles la mano encima y para eliminar la
posibilidad de que alguien me fuerce a ir a mi banco local a sacar mis metales.

Necesito proteger ese oro y esa plata porque son mi ganado, mi colateral. Si tú todavía no andas por el mundo en tu avión privado, tal vez prefieras guardar tu oro y tu plata auténticos en una caja fuerte a prueba de fuego en algún lugar alejado de tu hogar. Los usos de la plata en la industria continúan aumentando hasta la fecha.

Razón #4: ACCESIBILIDAD

Yo empecé a recolectar monedas de plata cuando tenía 18 años. Era 1965, año en que el gobierno de Estados Unidos empezó a degradar estas monedas. Te recuerdo que degradar significa mezclar la plata con metales base más baratos como cobre y estaño. A partir de 1965 todas las monedas de “plata” estadounidenses empezaron a tener un tinte cobrizo en el borde. Patrick, un compañero de la escuela que era el matadito, el cerebrito del salón empezó a investigar el origen de este borde cobrizo y averiguó que, como la plata se estaba volviendo más cara, el gobierno tuvo que encontrar la manera de producir las monedas de una forma más económica. Como la plata era un metal precioso industrial, se usaba en varias industrias en boga, como la electrónica y la médica, y también se le empleaba como purificador para eliminar toxinas. Los usos de la plata en la industria continúan aumentando hasta la fecha.

Patrick y yo empezamos a recolectar monedas de plata real de 10 y 25 centavos. Actualmente, casi toda la gente puede comprar monedas de plata real. Todavía hay monedas de 10 centavos que puedes comprar por 1.50 dólares, y si alguien no puede comprar una moneda por 1.50 dólares, seguramente tiene grandes dificultades.

Hoy en día, la moneda de plata estadounidense con el águila se vende por 20 dólares. Es por ello que yo preferiría ahorrar una moneda de 10 centavos de plata o una con el águila con un costo de 20 dólares, que ahorrar un dólar o una monedita de 10 centavos actuales. Te reitero que el oro y la plata auténticos no generan interés porque no implican riesgo. Los bancos te pagan intereses sobre tus ahorros porque los bancos son instituciones riesgosas debido al sistema bancario de reserva fraccionaria y al Mecanismo Mandrake.

Te invito a que vuelvas a ver lo que le sucedió al dinero del gobierno en comparación con el oro.

Observa que en la siguiente gráfica al oro se le representan con  una línea recta que corre sobre el 100, reflejo de su constancia en relación con el poder adquisitivo.

También fíjate en el extremo inferior derecho de esta misma gráfica,

donde verás que en los últimos cien años todas las divisas han

perdido entre 97 y 99% de valor en relación con el oro.

 

Razón #5: COMPLEJIDAD VS. SIMPLICIDAD

En 1972, el año en que compré mi primera moneda de  oro  por aproximadamente 50 dólares, el mundo era un lugar simple. Actualmente, nuestro mundo es complejo y cada vez se vuelve más incomprensible.

Ese mismo año, mi Corvette tenía un radio sencillo con botones que sólo se oprimían, y en la puerta de mi condominio había una cerradura elemental.

Actualmente, necesito instrucciones para saber cómo usar el radio de mi Ferrari y una cerradura sencilla ya no va a mantener a los ladrones fuera de mi casa. Los ladrones pueden robarme todo lo que tengo desde cualquier lugar del mundo, incluso mi identidad

En 1972 la amenaza era la guerra nuclear, hoy en día, se libra una ciberguerra todos los días.

Supongamos, por ejemplo, que un hacker o pirata informático de 15 años de algún oscuro país encuentra la manera de cortar la electricidad en la Ciudad de Nueva York, en Londres, Tokio y Beijing. Sólo por la emoción de la experiencia.

¿Qué crees que pasaría en el planeta?

¿Qué sucedería si el dinero no pudiera ser transferido?

¿Qué pasaría si se le dejara de pagar a la gente?

¿Qué pasaría si los cheques de Seguridad Social y del seguro de desempleo dejarán de llegar?

¿Qué sucedería si cerraran los bancos?

¿Qué pasaría si las bolsas de valores del mundo colapsarán?

Se calcula que los supermercados en Estados Unidos solamente tienen alimentos para tres días. Entonces ¿qué pasaría si decenas de miles de personas con hambre fueran corriendo a tu supermercado local?

El mundo es complejo. El oro y la plata son simples.

LAS 5 G DE LOS GRANDES TESOROS

Para ser realista, hay que ser pesimista y optimista al mismo tiempo.

Yo soy optimista respecto al futuro, pero también pesimista.

Como soy pesimista, me estoy preparando con los 5 Grandes tesoros necesarios para sobrevivir:

Gran tesoro 1: Oro y plata.

Gran tesoro 2: Alimentos para seis meses por lo menos.

Gran tesoro 3: Gasolina: invierto en pozos petroleros y tengo la gasolina que necesitaría para irme de la ciudad.

Gran tesoro 4: Terrenos: tengo propiedades seguras con agua y alimento, alejadas de las ciudades.

Gran tesoro 5: Armas y municiones: tanto las armas como las municiones tienen un doble propósito porque sirven como protección y como divisas.

Razón #6: ¿QUÉ SÍ ES DINERO AUTÉNTICO?

Estas son algunas definiciones de dinero auténtico.

  • Medio de intercambio aceptado para transacciones financieras.
  • Unidad de cuenta con valor mensurable.
  • Almacenador de valor.

El dinero de Dios: Las monedas de oro y plata cumplen con estas tres definiciones. El precio de estos metales aumenta y disminuye porque el valor del dinero del gobierno también lo hace.

El dinero del gobierno: Las divisas por decreto no cuentan como almacenadores de valor. Son dinero falso porque pueden imprimirse y porque son parte del sistema bancario de reserva fraccionaria y del espectáculo mágico del dinero de Mandrake. Entre más tiempo te aferras al dinero por decreto, más pierde su valor, por eso los ahorradores son perdedores.

El   dinero   de   la   gente:   El   jurado   sigue   al   pendiente   del comportamiento del ciberdinero, sin embargo, yo estoy seguro de que, junto con la tecnología de cadena de bloques, se convertirá en el dinero del futuro.

Razón #7: COMPRAR MONEDAS DE ORO Y PLATA ES MÁS SENCILLO Y MENOS COSTOSO

QUE COMPRAR MINAS

Durante algunos años trabajé con Frank, un hombre que tenía más o menos la misma edad que mi padre. Lo suyo era buscar minas de oro y plata, rehabilitarlas y hacerlas cotizar en la bolsa a través de una oferta pública inicial. Como lo dije anteriormente, en cuanto nuestra mina empezó a cotizar en la bolsa, el gobierno chino se quedó con ella.

Aunque estoy agradecido por los años que Frank y yo trabajamos juntos, y aunque aprendí mucho sobre cómo funciona la bolsa, llegué a la conclusión de que comprar  monedas  de  oro  y  plata  a  través  de distribuidores respetables es mucho más sencillo que comprar minas viejas de estos metales.

Razón #8: ORO… LAS LÁGRIMAS DE DIOS

Hace muchos años, Apple Computers lanzó en revistas un anuncio en el que aparecía un grupo de hombres santos hindúes. El encabezado decía “Iconos santos” y el “gurú” principal era un hombre caucásico. Así es, no tenía orígenes asiáticos.  El anuncio mostraba la nueva  computadora Macintosh de Apple y el negocio de miel del gurú en la isla hawaiana de Kauai. Era un anuncio ingenioso, significativo y memorable.

Algunos años después, me invitaron a un seminario en el que se presentaría Gurudeva, el gurú del anuncio. Cuando llegó el momento de hacer preguntas, la mayoría de la gente preguntó respecto a la iluminación, la espiritualidad, la paz o la felicidad.

El gurú portaba muchos objetos de oro: los lentes, un gran pendiente, brazaletes y un collar, y como yo fui criado como metodista y los ministros metodistas no usan mucho o casi nada, levanté la mano.

—¿Por qué usa usted tanto oro? —pregunté.

—Porque las lágrimas de Dios son de oro —me contestó el amable gurú sonriendo.

—¿Cómo? —pregunté con la voz entrecortada. En la iglesia metodista, decir eso habría sido una herejía, usar palabras del demonio.
Me quedé sentado en silencio mientras mi mente se confrontaba a las palabras del gurú, y él, como notó que me costaba trabajo comprender la noción de que las lágrimas de Dios eran de oro, añadió:

—Las lágrimas de Dios, el oro, atraen riqueza.

—¿A qué se refiere con que “el oro atrae riqueza”? —pregunté.

—Digamos que quieres atraer 1,000 dólares mensuales a tu vida, entonces deberías tener 1,000 dólares en oro real.

—¿Y qué tal si quiero un millón al mes? ¿Necesito un millón de dólares en oro?” —pregunté.

Como el gurú  percibió  que  mi  codicia  empezaba  a  exceder  mi espiritualidad, nada más sonrió.

—¿Por qué no empiezas con 1,000 dólares y ves si te funciona? El oro no les funciona a todos porque la generosidad de Dios impone ciertas condiciones —explicó.

Eso fue en 1986, y como Kim y yo no estábamos ganando mucho dinero entonces, reunir 1,000 dólares adicionales para comprar oro fue difícil. No obstante, lo logramos. Desde entonces hemos comprado un poco de oro y de plata cada mes, y nunca nos hemos detenido.

¿EL ORO ATRAE RIQUEZA?

No puedo demostrar que el oro atraiga riqueza, pero sí te puedo decir lo que hicimos y cómo nos funcionó.

Por ejemplo, si queremos aumentar nuestros ingresos de 5,000 dólares mensuales a 10,000, adquiríamos 10,000 dólares en monedas de oro y nos olvidábamos   de   ellas.   Algunos   meses   después   nos   parecía   que, efectivamente, nos había empezado a llegar más riqueza, sin que en realidad notamos el incremento.  Si el precio del oro bajaba, comprábamos más. Seguimos haciéndolo hasta la fecha y ahora tenemos cajas de seguridad en el interior de bóvedas privadas en países lejanos con condiciones seguras para el almacenamiento. No necesitamos un avión
privado ni pistas privadas para ocultar nuestro oro… aún.

Cada vez que a Kim y a mí nos preguntan: “¿El oro atraerá riqueza para mí?”, contestamos de la misma manera que lo hizo el gurú:

 “¿Por qué no pruebas y ves si el oro, es decir, las lágrimas de Dios te funcionan? Dios es generoso, pero su generosidad impone condiciones”.

Lección espiritual sobre el oro: Aunque las lágrimas de Dios son de oro, la pregunta que todos necesitamos hacernos es si sus lágrimas son de alegría o de tristeza.

Buena parte del oro del planeta que está almacenado proviene de lágrimas de tristeza. Muchos banqueros suizos les ayudaron a los nazis a almacenar el oro que les habían robado a los judíos que asesinaron.

Cuando estuve en los Andes, mirando las antiquísimas minas de oro incas, recordé mis clases de historia y la manera en que los españoles, liderados por Francisco Pizarro, asesinaron a miles de nativos sólo por el oro. Buena parte de ese oro continúa almacenado en España.

RIQUEZA ESPIRITUAL

Durante buena parte de la existencia humana, la riqueza ha sido robada. Los ingleses saquearon el mundo haciendo uso de su tecnología de grandes embarcaciones, espadas de metal, cañones, rifles y pólvora en contra de indígenas, de gente que no podía defenderse, y de esa manera le robaron su riqueza.

Los españoles, holandeses, portugueses y franceses hicieron lo mismo. Los primeros estadounidenses les robaron su tierra a los indios de Norteamérica con su tecnología de caballos y rifles.

Los estadounidenses fueron una de las últimas potencias mundiales en proscribir la esclavitud, un sistema que permitía amasar fortunas gracias a la sangre, el sudor y las lágrimas de los esclavos traídos de África.

Los japoneses se unieron a Italia y a Alemania y trataron de conquistar el mundo con una tecnología de petróleo, motores de combustión interna, aviones, buques, tanques, cañones, ametralladoras y cohetes.

La Guerra Fría fue un conflicto que amenazó con provocar el fin del mundo a través de la tecnología de la energía atómica. Actualmente, las élites están usando el sofisticado poder de la educación, la ley y las finanzas derivativas para robarse el alma del mundo.

Hasta la fecha sigo escuchando las palabras del gurú: “Las lágrimas de Dios son de oro”.

A medida que acumulo oro, hago un análisis de mi persona, verífico con mi espíritu y me preguntó:

“¿Mi oro, estas lágrimas de Dios, son lágrimas de tristeza o de alegría?”

Y lo más importante: “¿Estoy haciendo lo que Dios desea que se haga?”

Todos hemos escuchado anécdotas sobre gente que amasó su riqueza a través de medios ilícitos.

La lección espiritual que presento aquí, es aplicable  a  todo.  Lo importante no es tu dinero, ni tu riqueza ni tu poder, lo importante es la forma en que los adquiriste.

LA CAÍDA DEL DINERO FALSO

¿Cuánto tiempo más se permitirá que el dinero falso robe la riqueza de la gente del mundo? Nadie lo sabe. No creo que el Grunch of Giants, o sea, el espectáculo mágico del dinero de Mandrake pueda continuar durante mucho más.  Creo que esta es la razón por la que ahora existe el dinero de la gente, las ciber divisas y la tecnología de cadena de bloques. La cadena de bloques es mucho más confiable que Mandrake, que los gigantes del Grunch… o que nuestro sistema educativo.

No importa lo que suceda en el futuro, el oro y la plata siempre serán el dinero de Dios.

Comenta este Artículo

Deja un comentario

Comparte este Artículo

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

También te puede interesar ...

Contacte

Síguenos
Te Puede Interesar